Estrés articular: el talón de Aquiles de los odontólogos

A menudo asociamos la artrosis con el envejecimiento y la edad avanzada. No obstante, este trastorno puede hacer su aparición de manera prematura, especialmente cuando existe algún tipo de sobreesfuerzo o movimiento repetitivo en un área que no está recibiendo los cuidados oportunos, lo que denominamos estrés articular en medicina.

En DVD Dental queremos ayudar a que los profesionales de la odontología prevengan este tipo de patologías, de muy común aparición en el gremio como consecuencia de las largas jornadas de trabajo repitiendo, una y otra vez, los mismos movimientos. Para ello, nos hemos propuesto explicarte qué es la artrosis prematura, cuáles son los primeros síntomas de estrés articular y cómo erradicarlos.

Conoce los primeros síntomas de estrés articular

La artrosis se caracteriza por una pérdida y deterioro gradual del cartílago, acontecida cuando los huesos comienzan a rozarse entre sí como consecuencia de este desgaste. Algo que cursa con dolor e inflamación y que puede tener severas consecuencias, como la deformación articular, si no es tratada y prevenida a tiempo.

 

Es muy importante que estemos al tanto de los primeros síntomas: cuando detectamos crujidos articulares, molestias de diversa intensidad y dolor sordo, es posible que el cuerpo nos esté avisando de la llegada de la artrosis prematura. Posteriormente, si la patología continúa y no es tratada, aparecen ya la falta de movilidad y flexibilidad articular y la sensibilidad a los distintos cambios de temperatura, a menudo con respuesta inflamatoria.

Principales riesgos y lesiones en profesionales de la odontología

Si bien la predisposición genética es un claro factor a la hora de desarrollar artrosis, hay algunos condicionantes que pueden acelerar o causar estrés articular de fo10rma totalmente independiente.

Es el caso de la sobrecarga muscular como consecuencia de movimientos repetitivos que mantiene una tensión constante sobre el cartílago, haciendo que éste termine por destruirse. Es aquí cuando aparecen los casos de artrosis prematura, que nada tienen que ver con el envejecimiento ni la avanzada edad del paciente.

Las malas posturas y una mala ejecución prolongada de algunos movimientos durante la práctica profesional son las principales causas que ocasionan este tipo de lesiones entre los profesionales de la odontología, entre los que el trabajo de precisión con las manos, es un continuo.

La corrección postural y la prevención son las mejores herramientas en estos casos con el fin de evitar que la temida artrosis haga su aparición.

Cómo prevenir el estrés articular durante la práctica odontológica

Ahora que ya hemos detectado el talón de Aquiles de muchos odontólogos, veamos cómo trabajar en materia de prevención.

 

Velar por el mantenimiento de una correcta postura, tratar de realizar los movimientos con mayor suavidad y hacer pequeños estiramientos y descansos son prácticas básicas para cuidar de nuestras articulaciones durante el ejercicio profesional.

No obstante, el alto volumen de trabajo y la inevitable realización prolongada de algunos movimientos pueden hacer que las molestias aparezcan aunque tengamos en cuenta estas pautas. En estos casos, te recomendamos que optes por el empleo de material auxiliar, como las muñequeras, para proteger tus articulaciones durante las intensas jornadas de trabajo a las que sometes tus manos y muñecas, y proporcionales el descanso, la sujeción y la seguridad que necesitan para prevenir el estrés articular.

Las soluciones calmantes, como los sprays fríos, de aplicación inmediata y rápida absorción, son otra opción ideal en caso de que el dolor ya haya aparecido. En DVD Dental encontrarás una amplia gama de productos ortopédicosdestinados a ofrecerte una mayor seguridad y comodidad en la práctica profesional.

 

Por último, otro aspecto de utilidad a tener en cuenta para evitar este dolor articular que, como hemos visto, puede derivar en una patología de serias consecuencias es el fortalecimiento de los músculos. Estos tejidos, que rodean las articulaciones, son estupendos para protegerlas e impedir el desgaste óseo.

Existen diferentes suplementos alimenticios que pueden ayudarnos a fortalecer los cartílagos. A su vez, el ejercicio suave y controlado es otra gran ayuda para este fortalecimiento muscular gradual que contribuya a evitar o disminuir el efecto del estrés articular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.