La clave de unos labios saludables en odontología

 

Los labios son una parte importante de la anatomía oral y facial, y desempeñan un papel clave en la odontología por varias razones:

Estética dental: los labios son una parte fundamental en la sonrisa y la estética dental. Unos labios sanos y bien formados pueden realzar la apariencia de los dientes y mejorar la sonrisa de una persona. En la odontología estética, se utilizan técnicas como la ortodoncia, la implantología o la colocación de carillas dentales para mejorar la apariencia de los dientes, pero también se puede trabajar en los labios para mejorar la estética de la sonrisa.

Función masticatoria: los labios son importantes para la función masticatoria, ya que son responsables de mantener los alimentos dentro de la boca mientras se mastica. Los labios también pueden ayudar a guiar los alimentos hacia los dientes posteriores para una masticación eficiente.

Salud oral: Los labios son una parte importante de la mucosa oral y, por lo tanto, también están sujetos a enfermedades orales.

 

Preparación de la cavidad bucal

Es cierto que la principal causa que los pacientes visitan a su médico dentista es porque les duele alguna pieza dental, necesitan hacer su visita de rutina o porque necesitan algún tratamiento específico. Junto con los dientes, las encías y la lengua, los labios tienen un papel clave en lucir la sonrisa perfecta.

Una sonrisa atractiva debe tener una relación adecuada entre los dientes, los labios y las encías, y el odontólogo debe tener en cuenta la forma, el tamaño y la posición de los labios para lograr una sonrisa equilibrada y armoniosa.

Para preparar la cavidad bucal se recomienda lubricar las zonas sensibles y mejorar el deslizamiento del dique de goma o por el contacto con instrumentos rotatorios con vaselina, por ejemplo. La utilización de vaselina pura tiene beneficios ya que este gel es hipoalergénico, estable e insoluble en agua.

Cuidados a tener en cuenta para unos labios de 10

La piel de los labios es una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo debido a su carácter fino y delicado, por lo que debemos dedicarle una serie de cuidados:

Fíjate si tiene protección solar. Los rayos UVA y UVB pueden dañar nuestra piel y como os hemos comentado anteriormente, nuestros labios al ser tan delicados son susceptibles a quemarse y deben de estar hidratados y protegidos como mínimo con un 15 SPF.

Máxima hidratación. La forma más eficaz de mantener nuestros labios suaves e hidratados es bebiendo mucha agua. Sin embargo, si necesitan una ayuda extra es posible hacerlo con la aplicación de vaselina purificada que funciona como crema protectora.

Ojo a los malos hábitos. Hay varios hábitos que perjudican la salud y también la apariencia de nuestros labios como por ejemplo fumar, morder los labios, el alcohol, comida muy picante etc. Tampoco es bueno lamerlos porque la saliva en realidad los deshidrata y te da un aspecto más seco.

Esperemos que con estos consejos sea más fácil la realización de algunos tratamientos dentales para aislar lesiones del paciente y que su visita sea lo más cómoda posible con la ayuda de vaselina o bálsamos hidratantes.

Descubre en nuestra web nuestra sección especial de motivación 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.