Conoce los materiales para hacer impresiones dentales

materiales-para-tomar-impresiones.alt_-768x512

En un tratamiento de prótesis dentales, la toma de impresiones es un proceso esencial que asegura que las pruebas realizadas al paciente son correctas y que se conseguirá un resultado óptimo. Por ello es necesario utilizar los mejores materiales para hacer impresiones dentales.

Una impresión posibilita obtener un registro de los tejidos y estructuras bucodentales realizando un modelo en un material que sea deformable. Esto permite ver el resultado una vez que se haya endurecido. Si la impresión ha sido exacta, el modelo permitirá al odontólogo elaborar una reconstrucción protésica precisa, lo cual asegurará la longevidad del tratamiento.

Hoy día existe distintos tipos de materiales de impresión dental, por lo que escoger entre uno u otro puede resultar difícil. Por ese motivo, en este artículo analizaremos las cualidades de los materiales destinados a la toma de impresiones, centrándonos en las siliconas, un gran elemento de impresión en prótesis fijas.

Propiedades de los materiales para hacer impresiones dentales

Al entrar en contacto con la cavidad oral, estos elementos deben tener unas cualidades biológicas y físicas que cumplan con una serie de requisitos clínicos, siempre bajo la responsabilidad del odontólogo de la clínica dental.

Sin embargo, ninguno de los tipos de material de impresión dental cumple con todas las condiciones y puede aplicarse a cualquier persona, por lo que es fundamental prestar atención dependiendo del paciente en cuestión.

material-toma-impresiones-paciente.alt_-768x510

Los mejores materiales para la toma de impresión en odontología deben reunir las siguientes propiedades:

  • Ausencia de componentes que puedan ser irritantes o tóxicos al entrar en contacto con la cavidad oral.
  • Fácilmente manipulable.
  • Consistencia y textura adecuadas.
  • Humectación apropiada del tejido oral.
  • Resistencia, para no romperse o desgarrarse cuando se retire de la boca del paciente.
  • Elasticidad, para impedir la deformación tras su distorsión plástica.
  • Una estabilidad que permita que el material soporte la temperatura y humedad normales en un procedimiento clínico y durante un tiempo suficiente para obtener el modelo deseado.
  • Compatibilidad con materiales de modelaje y troqueles.
  • Exactitud, para asegurar que se registran los detalles finos de los tejidos orales.
  • Tiempo de trabajo y de fraguado adecuados.
  • Puede desinfectarse sin perder exactitud.
  • Olor y sabor agradables para el paciente, así como un color estético.
  • Ausencia de liberación de gases durante el proceso de fraguado o modelaje.
  • Vida útil prolongada para resistir al almacenamiento y distribución pertinentes.

Tipos de materiales de impresión dental

Básicamente existen dos tipos de materiales de impresión dental: el alginato y la silicona, que bien puede ser de adición o condensación.

Aunque tradicionalmente los elementos de toma de impresión se hayan clasificado en rígidos o elásticos en función de sus propiedades tras el proceso de fraguado, en este artículo nos centraremos en las siliconas.

Este material es elástico, ya que una vez que la masa plástica inicial se ha solidificado en la cavidad oral del paciente, puede deformarse con relativa facilidad para retirarla y no produce ninguna clase de deformación permanente o algún tipo de peligro.

materiales-dentales-impresión-consulta-infantil-niño.alt_-768x508

En Odontología, las siliconas o polisiloxanos aparecieron alrededor del año 1955 y supusieron un gran experimento. Desde entonces, han permitido numerosos avances y mejoras en tratamientos orales gracias a su precisión, flexibilidad y seguridad.

Existen principalmente dos tipos de siliconas dentales, diferenciadas según las reacciones químicas que pueden causar: las de condensación y las de adición.

Alginato para impresiones

El alginato es una sustancia química purificada, que se obtiene a partir de algas marinas pardas principalmente.

En odontología es un material muy utilizado para la toma de impresión. Se utiliza para reproducir en negativo los tejidos duros y blandos de la cavidad oral para su posterior vaciado en escayola de forma que sea posible la confección de modelos de trabajo.

El alginato para impresiones se presenta en formato polvo para, posteriormente, mezclarlo con agua para conseguir la masa con la que hacer la impresión. Sigue las instrucciones del fabricante para conseguir la densidad adecuada.

La toma de impresión la conseguiremos colocando el alginato en una cubeta de impresión y después en la boca del paciente.

Siliconas de condensación

La silicona de condensación es un material para hacer impresiones dentales que polimerizan mediante una reacción de condensación en la que se pierde alcohol etílico. Por lo tanto, posee una peor estabilidad dimensional que la silicona de adición.

Para realizar una óptima toma de impresión con la silicona de condensación se debe evitar la presencia de humedad ya que la silicona es hidrófoba.

El proceso de mezclado es más complicado que el de las siliconas de adición ya que se presenta en dos pastas: base y catalizador. Se deben mezclar de forma manual mediante una espátula y tener especial cuidado para que no se formen burbujas o irregularidades.

Siliconas de adición

Este material, también conocido con el nombre de polisiloxanos de vinilo, se fabrica en distintas consistencias: baja, media, alta y muy elevada o masilla.

Según su viscosidad, estos elementos de impresión pueden presentarse en formato de botes, tubos o cartuchos. En el caso de las siliconas de adición de consistencia fluida, se presentan casi siempre en formato de cartucho y se mezclan con un dispensador en forma de pistola.

Por otra parte, las de masilla suelen aparecer en el mercado en forma de pasta en dos botes con dos dosificadores especiales, llamados cucharillas. Esto ayuda a mezclar ambas pastas a partes iguales y a garantizar su homogeneidad, evitando la formación de tensiones endógenas causadas por un proceso de fraguado muy avanzado al colocar la impresión en la cavidad oral del paciente durante la toma de impresión.

En lo referente al almacenamiento y vida útil de este material, las pastas de impresión de silicona pueden almacenarse en frío sin que afecte a su viscosidad. Las bajas temperaturas retrasan la reacción de fraguado, por lo que se recomienda sacar el material de la nevera alrededor de unos 10 o 15 minutos antes de hacer la toma de impresión.

En cuanto a las cubetas, es aconsejable utilizar unas que sean rígidas en el caso de consistencia de masilla, para evitar la deformación al aplicar la mezcla en la cavidad oral del paciente.

Cualidades de las siliconas de adición

  • Contracción, fluidez y deformación mínima en el proceso de fraguado.
  • Variación dimensional óptima en comparación con otro tipo de materiales.
  • Deformación permanente en el momento de extracción de la cavidad oral inferior al 0,2%.
  • La estabilidad de la impresión obtenida garantiza un mínimo de 7 días.
  • Fácil desinfección en soluciones acuosas de glutaraldehído al 2% o de hipoclorito de sodio al 0,5% entre 30 minutos y 1 hora.
  • Su vida útil media se encuentra alrededor de los 3 años.
materiales-dentales-toma-impresión-consulta-infantil.alt_-768x576

En definitiva, este artículo muestra cómo estos materiales para hacer impresiones dentales ofrecen una gran seguridad y calidad en tratamientos orales de prótesis. En DVD Dental puedes encontrar numerosas siliconas de adición que cumplen con todos los requisitos necesarios para obtener un resultado óptimo. ¡Contacta con nosotros para más detalles!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.