Pánico al dentista ¿qué podemos hacer para combatirlo?

Descubre algunos trucos que se pueden aplicar para tranquilizar a tus pacientes con pánico al dentista

 En la clínica dental es habitual tener que lidiar con el pánico de los pacientes al dentista, ¿te has planteado alguna vez si estás haciendo lo posible por disminuir este pánico?

Hace algunos meses publicamos un artículo acerca de cómo tranquilizar a los pacientes con miedo al dentista. En esta ocasión contamos con la opinión de nuestra colaboradora la Doctora Ana Cores, odontóloga en Herrera & Cores Clínica Dental en A Coruña:

Coincidimos en que acudir al dentista no siempre se vive como una situación agradable, ya que muchas personas (niños y no tan niños) sienten pavor por si les hacen daño, fobia a las agujas, etc. Son muchas más personas de las que nos podemos imaginar las que realmente tienen pánico al dentista, pero no lo cuentan. Este es un problema reconocido por la Organización Mundial de la Salud y por diversas sociedades e instituciones de odontología de todo el mundo como un trastorno con implicaciones negativas muy importantes para la salud física y la calidad de vida de quien lo presenta. Entonces ¿Por qué desarrollamos una respuesta de miedo?

¿A qué puede ser debido el pánico al dentista?

Es lo primero que hay que preguntarse para poder encontrar una solución

¡Este temor tiene solución! Las visitas a las clínicas dentales deben ser visitas agradables, en las que la desconfianza se quede en la puerta de entrada. Es por ello que, basándonos en la evidencia científica, se deben aplicar medidas de intervención conjunta psicología-odontología, en las que se trabajen esta aprensión de un modo muy personalizado y de forma muy gradual hasta conseguir que el paciente elimine por completo su respuesta de miedo. Comento que nos basamos en la evidencia científica, dado que está reconocido que la terapia psicológica cognitivo-conductual es el modo adecuado para trabajar este tipo de temor: el pánico a que el tratamiento duela, el terror a las agujas, o el rechazo a los sonidos y los olores de la clínica dental, que pueden traer.

Por supuesto todavía existen los olores y sonidos de una clínica dental, pero se puede conseguir que todo sea más discreto que antes, con instrumentos que no están a la vista y música relajante de fondo. En Herrera & Cores Clínica Dental, por ejemplo, contamos con dispensadores automáticos de ambientador en todas las áreas de la clínica. Este olor agradable combinado con una buena música de fondo del hilo musical, evoca un ambiente de paz al entrar al centro.

A modo de curiosidad podemos contar que este pavor al dentista parece incrustado ya en el ADN de algunas personas, pero casi siempre es exagerado e incluso infundido, y se basa en una experiencia personal anterior negativa y puntual.

¿Qué consecuencias puede tener el pánico al dentista?

Las personas que sufren odontofobia son más propensas a retrasar el tratamiento y solo van al dentista si tienen algún problema evidente o dolor. Esto hace que esta sensación aumente todavía más, provocando una especie de “círculo vicioso”.

Más tarde: más complejo y más caro el tratamiento

Otra consecuencia relacionada es que la falta de cooperación que presentan estos pacientes puede desembocar en la disminución de la calidad de los tratamientos, ya que en ocasiones no pueden llevarse a cabo de forma adecuada.

Cómo perder el miedo al dentista

Algunos trucos que se pueden aplicar para combatir el pánico al dentista de los pacientes:

  1. Asignar una cita a primera hora de la mañana

Así tendrán menos tiempo para pensar en su fobia e ir acumulando ansiedad durante el día.

  1. Planear una primera cita «suave»

La primera visita puede ser una revisión o una limpieza, y se puede aprovechar como una manera para que el paciente conozca al profesional en una visita a la clínica dental totalmente libre de ansiedad. Cuando el paciente se sienta más cómodo se puede proceder a hacer tratamientos más complicados.

  1. Acordar una señal para que el paciente avise si se siente incómodo

Por ejemplo, levantar la mano.

  1. Permitir traer al paciente su propia música para relajarse y distraerse

Incluso se le puede reproducir algo que le guste en la pantalla, bien sea una película, documental o dibujos si se está tratando a un niño.

  1. Explorar la posibilidad de sedación consciente

Para tratar a los pacientes con ansiedad se puede utilizar la sedación con óxido nitroso. Mediante la administración controlada de oxígeno y óxido nitroso por vía inhalatoria, este procedimiento permite el tratamiento de pacientes que no siempre pueden ser gestionados y nos permiten intervenir en una situación de total tranquilidad. Este tipo de sedación es además totalmente segura y eficaz en manos de un odontólogo formado adecuadamente. Sin duda un buen aliado a tener en cuenta contra el pánico al dentista.

  1. Dotar la clínica de equipamiento pensado para reducir la ansiedad del paciente

La última tendencia son los equipos dentales tipo silla, son sillones especialmente diseñados para acoger al paciente ofreciéndole un impacto visual innovador y no traumatizante. La posición cara a cara de estos equipos dentales mejora la comunicación con nuestros pacientes: les reduce el estrés, aporta mayor confianza entre nosotros y el paciente, nos facilita la explicación de los tratamientos y mejora la imagen de nuestra clínica.

El mensaje a transmitir al paciente es claro: el pánico al dentista se evita con visitas frecuentes al odontólogo y con actitudes preventivas que favorezcan la salud bucodental.

Sobre el autor:

La Doctora Ana Cores, autora del blog Ana Cores Blog, es Licenciada en Odontología por la Universidad de Santiago de Compostela, Especializada en Estética Dental y Máster en Cirugía e Implantología Oral por la Universidad de Santiago de Compostela. Ana forma junto a su marido, el Doctor Herrera Stivalet, el proyecto Herrera & Cores Clínica Dental, un centro de odontología avanzada situado en la zona de Cuatro Caminos de A Coruña y especializado en cirugías e implantes dentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.