Cómo hacer que tu fotopolimerizador dure mucho más

Cómo alargar la duración del fotopolimerizador

En el ámbito de la odontología moderna, el uso de fotopolimerizadores se ha vuelto esencial para el correcto endurecimiento de los composites y materiales afines, ya que son los encargados de proporcionar una base sólida para numerosos procedimientos dentales. Estos dispositivos, que tanto han evolucionado a lo largo del tiempo, presentan para los dentistas un reto frecuente: cómo alargar la duración del fotopolimerizador a través de los cuidados adecuados en la clínica dental.

Empieza por un buen almacenamiento

El primer paso para asegurar una vida útil prolongada de tu fotopolimerizador es almacenarlo de manera adecuada. Guarda el equipo en un lugar seguro y protegido, lejos de la exposición directa a la luz solar y la humedad. Además, evita que el terminal conductor de luz entre en contacto con la resina.

Apunta bien estos cuidados sobre el uso del fotopolimerizador

Durante la utilización del fotopolimerizador, evita que el terminal conductor de luz toque la resina a ser polimerizada, ya que esto podría causar obstrucciones en la luz. Además, asegúrate de que el equipo no sufra caídas, ya que los impactos pueden dañar componentes internos críticos.

No te olvides de realizar siempre un mantenimiento preventivo

Realizar un mantenimiento preventivo periódico es esencial para garantizar el correcto funcionamiento del fotopolimerizador. No esperes a que surjan problemas, establece un protocolo de mantenimiento y síguelo rigurosamente. Para ello, no descuides la limpieza y desinfección del equipo y la evaluación regular de su intensidad de luz con la ayuda de un radiómetro.

Garantiza una buena limpieza y asepsia del fotopolimerizador

La limpieza y asepsia adecuadas son esenciales para mantener la durabilidad y eficiencia del fotopolimerizador. La punta de fibra óptica puede ser esterilizada en autoclave, mientras que la de polímero no debe ser autoclavada. Utiliza desinfectantes apropiados y asegúrate de limpiar adecuadamente las áreas de contacto, como los protectores y punta conductora de luz.

Reemplaza los componentes cuando sea necesario

En caso de daños o desgaste excesivo de componentes, no intentes repararlos o reemplazarlos por piezas de otro dispositivo. Utiliza solamente piezas originales para garantizar el perfecto funcionamiento del equipo y prolongar su vida útil.

Monitorea la intensidad lumínica de tu fotopolimerizador

Realiza un seguimiento de la intensidad de luz emitida por el fotopolimerizador utilizando un radiómetro. Te ayudará a detectar cualquier disminución significativa en la intensidad, lo que indica la necesidad de mantenimiento o incluso la posible necesidad de reemplazo.

Ya lo sabes: alargar la duración de tu fotopolimerizador es algo posible si sabes cómo combinar los cuidados adecuados, si no te olvidas de realizar siempre un mantenimiento de forma preventiva y si el empleo que haces del dispositivo es correcto. Vale la pena aplicarse en el cuidado de tu fotopolimerizador ya que se trata de un elemento fundamental para hacer posible el éxito de tu práctica odontológica.

Descubre en nuestra web todos los modelos y gamas de lámparas de fotopolimerización disponibles bien como los mejores precios y descuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.