Consecuencias de un mal cuidado bucodental y cómo evitarlas

cuidado-salud-bucodental-cepillado-dientes-correcto

Las enfermedades bucodentales ocupan los primeros puestos de las patologías más extendidas del mundo. De hecho, la caries es la dolencia más común después del resfriado. Concretamente en España, tres de cada cuatro personas padecen alguna dolencia oral.

Por ello hay que hacer hincapié a nuestros pacientes sobre la necesidad de mantener una buena salud bucodental; informarles que gozar de una óptima salud bucodental no solo afecta a su cavidad oral, sino que es imprescindible para asegurar el bienestar de todo su organismo y de tener una calidad de vida óptima.

Acudir a revisión odontológica periódicamente es un hábito fundamental para proteger su salud y evitar la aparición de afecciones. Sin embargo, la mayoría de pacientes que visitan la clínica dental lo hacen con motivo de alguna urgencia o síntoma alarmante que puede indicar la existencia de una enfermedad. Desafortunadamente, apenas el 35% lo hace como medida de prevención a la aparición de dolencias.

En este artículo te mostramos algunas de las consecuencias negativas de bienestar, oral y general, provocadas por no contar con una buena salud bucodental.

Consecuencias del mal cuidado bucodental en la cavidad oral

Salud_bucodental-DVD-614x1024Caries

Se trata de una enfermedad de origen bacteriano que ataca el esmalte dental. Se produce debido a seguir un cuidado bucoental inadecuado o a padecer malposición dentaria. Esto provoca la unión de las bacterias y los restos de comida, generando la acumulación de placa bacteriana en la dentición.

Si no se detecta y trata de manera precoz, la caries puede afectar a otras zonas del diente, como la pulpa dental, pudiendo generar un intenso dolor y llegar a provocar la pérdida de la pieza.

Gingivitis

Esta enfermedad tiene una sintomatología muy característica, ya que suele detectarse por la inflamación y sangrado de las encías, provocados en la mayoría de los casos por la acumulación de placa bacteriana.

Si no es tratada a tiempo, esta patología evoluciona pudiendo destruir las encías, ligamentos y estructuras óseas.

Periodontitis

Si la gingivitis avanza sin ser tratada, puede desencadenar en una dolencia más grave que afecta a los tejidos de soporte del diente: la periodontitis. Esta afección llega en ocasiones a provocar que el diente pierda sujeción, derivando en su caída.

Se trata de una enfermedad oral severa, que también puede tener repercusión en otras partes del organismo, como el sistema cardiovascular.

Halitosis

El mal aliento es provocado por diferentes causas. Sin embargo, el 60% de los casos tiene su origen en la cavidad oral, fruto de la acumulación de bacterias en la boca.

Esta afección deriva en muchas ocasiones en problemas psicológicos y sociales, como falta de autoestima, rechazo social o depresión.

Consecuencias del mal cuidado bucal en el resto del organismo

cuidado-salud-bucodental-consulta-niño-768x509El cuidado bucodental está estrechamente relacionado con el resto del cuerpo. De hecho, son muchas las enfermedades que están vinculadas de manera directa o indirecta con el estado de la cavidad oral.

Enfermedades cardiovasculares

Según ha afirmado la Asociación Americana de Cardiología, las cardiopatías tienen una relación directa con una mal cuidado bucodental, en concreto con las afecciones periodontales.

En la cavidad oral residen más de 5 mil millones de bacterias que pueden pasar al torrente sanguíneo provocando la aparición de problemas cardíacos, como aneurismas, endocarditis y otras dolencias graves.

Cáncer

El 64% de las personas que padecen una enfermedad periodontal corren riesgo de sufrir cáncer de páncreas, según un reciente estudio de la Universidad de Helsinki (Finlandia).

Además, la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer alerta de que la enfermedad periodontal y otros problemas dentales se encuentran relacionados con la infección oral ocasionada por el virus del papiloma humano (VPH), causante de entre el 40 y el 80% de los cánceres orofaríngeos.

El motivo de este vínculo es la existencia de un mecanismo a nivel molecular por el que las bacterias relacionadas con la periodontitis y otras patologías influyen en el desarrollo de tumores.

Alzheimer

Diversos estudios relacionados con el Alzheimer y la demencia han alertado sobre su relación con las dolencias bucodentales.

La causa de esta conexión es la presencia de bacterias orales en el tejido cerebral que se recogió recientemente en pacientes con Alzheimer en una investigación promovida por la Universidad de Central Lancashire, en Inglaterra.

Los investigadores plantearon la hipótesis de que la llegada de estas bacterias al cerebro puede hacer que el sistema inmune actúe destruyendo células y provocando cambios neurológicos propios del Alzheimer.

Problemas digestivos

Si no se cuenta con una adecuada posición de las piezas dentales y una oclusión correcta se dificulta la masticación de los alimentos, generando problemas en el sistema digestivo que puede desencadenar en afecciones graves.

A través de una exploración oral y la realización de pruebas diagnósticas, el dentista puede detectar la malposición dentaria y ponerle remedio con tratamientos dentales como la ortodoncia.

Consejos para tener una boca sana

cuidado-salud-bucodental-sonrisa-mujer-768x577

A continuación, ofrecemos algunas pautas fundamentales para dar a sus pacientes sobre cómo mantener su salud y cuidado bucodental en condiciones adecuadas y disfrutar de una bonita sonrisa.

  • Visitar al odontólogo al menos una vez al año permitirá poder detectar problemas en dientes y encías y tratarlos de manera precoz.
  • Seguir un correcto cuidado bucodental diario es fundamental. La rutina perfecta debe realizarse mediante un cepillado dental, al menos, tres veces al día con una duración de tres minutos.
  • Es necesario acompañar el cepillado con el uso de hilo dental para eliminar los restos de placa bacteriana de entre los dientes.
  • Usar colutorio es muy recomendable para mantener un cuidado bucodental saludable y evitar problemas como la halitosis.
  • Evitar el consumo de dulces, bebidas carbonatadas y otros alimentos ricos en azúcar. Estos productos destruyen el esmalte dental y favorecen la aparición de enfermedades.
  • Aumentar la ingesta de verduras y frutas es muy favorable para la cavidad oral. La zanahoria, el apio y la manzana son limpiadores naturales que ayudan a preservar la pulcritud de la boca por más tiempo.
  • Eliminar el tabaco y el alcohol evita la aparición de dolencias orales y manchas en los dientes.

Por último, para gozar de una buena salud oral y general no olvides lo más importante: ¡sonreír cada día!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.