Auxiliar en odontología: su perfil y funciones

auxiliar-odontologia-450x360

El auxiliar odontológico tiene un papel clave en el funcionamiento de las clínicas dentales. Son profesionales del sector sanitario que se ocupan de la atención al paciente, la gestión de materiales e instrumental de la consulta y asistir al odontólogo durante los tratamientos a los pacientes.

Se trata de un perfil profesional que debe cumplir con unas características concretas, comenzando por disponer de la formación de auxiliar de odontología requerida. Es importante que sea una persona empática, que transmita confianza y con habilidades comunicativas. Estas cualidades son imprescindibles a la hora de tratar con el paciente. También debe ser organizada, detallista y tener habilidad para trabajar como parte del equipo de la clínica dental.

Auxiliar_Odontologia-funciones-450x155

Funciones del auxiliar en odontología

  • Preparación de materiales.

El auxiliar en odontología es la persona encargada de preparar los materiales para determinados procedimientos como la realización de empastes permanentes y temporales y de las fundas.

También se encargan de la limpieza y el mantenimiento de los instrumentos, y su esterilización. Otra de sus responsabilidades es el control higiénico y la desinfección de la sala de cirugía.

  • Asistencia al dentista.

Debe seguir las instrucciones del dentista durante la consulta con el paciente y en las intervenciones. Facilita el material necesario al dentista cuando lo solicita, toma nota de las instrucciones y asiste al paciente para asegurarse de que está cómodo.

  • Gestión de la sala de cirugía y la consulta.

Se aseguran de que la sala de cirugía queda limpia tras cada consulta y mantienen los recursos adecuados para efectuar las intervenciones.

  • Limpieza de los materiales e instrumental.

Después del tratamiento, los auxiliares deben esterilizar el instrumental. Son responsables del control higiénico y la desinfección del equipamiento para su mantenimiento en perfectas condiciones de higiene y seguridad.

  • Procedimientos y tratamientos dentales.

Realizan procedimientos de limpieza dental, tratamientos de higiene y reparaciones menores en la estructura dental. Además de examinar los dientes y las encías en búsqueda de síntomas de degeneración dental o de enfermedades, así como nódulos o inflamación irregular en la cavidad oral del paciente.

  • Gestión administrativa.

Dependiendo de su papel en la clínica, es posible que tengan que trabajar en la recepción, contestar el teléfono, atender a los pacientes, realizar cobros y planificar citas telefónicas. También preparan los registros que se necesitarán para el día siguiente y realizan otras tareas administrativas como gestionar los pedidos de materiales.

Por otro lado, es importante tener en cuenta las labores que no pueden realizar:

  • Acción terapéutica ni profiláctica sobre los pacientes.
  • Tomar impresiones, tanto convencionales como el escaneado dental.
  • Realizar raspado y alisado radicular.
  • Realizar ortodoncias en general, ni cementado de brackets, tanto por la técnica de cementado directo como indirecto, cementado de bandas, cambios de arcos, cambio de ligaduras, retirada de brackets y colocación de retención fija y removible.
  • Hacer blanqueamientos dentales.
  • Encargarse de prótesis dentales.
  • Realizar los actos propios del higienista dental.

El auxiliar en odontología en las consultas con niños

A veces pasa por alto, pero el auxiliar también tiene una función muy importante en odontopediatría, y es que suele ser la primera persona que entra en contacto con los niños en la consulta del dentista. Su actitud y su forma de tratar con ellos son determinantes para que no tengan miedo y se sientan cómodos.

A los más pequeños, hay que hablarles con suavidad y con palabras sencillas para explicarles los procedimientos. También es importante satisfacer la curiosidad del niño sobre los elementos que le rodean, para que se sientan en un lugar familiar.

Una forma de ayudar al niño a que esté tranquilo ante el tratamiento que va a recibir es tenerlo entretenido con algo, como un juego mental.

Por último, una buena estrategia es utilizar el refuerzo positivo. Los cumplidos y los elogios funcionan como refuerzos efectivos para los niños. Aplaudirles por su valentía y buen comportamiento durante una visita al dentista no solo aliviarán su tensión, sino que favorecerán una actitud mucho más positiva para próximas visitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.