Conoce el correcto mantenimiento de los aparatos de la clínica dental

Para ofrecer el mejor servicio asistencial, un centro odontológico de calidad, además de incorporar equipos de primer nivel, debe realizar un perfecto mantenimiento de los aparatos de la clínica dental.

Para ello, diseñar y realizar diariamente un protocolo de desinfección y limpieza se vuelve fundamental. Además, de manera periódica, se deben llevar a cabo las comprobaciones pertinentes para asegurarse de que toda la aparatología se encuentra en perfecto estado o para emprender reparaciones en el caso de que se hayan advertido averías y roturas.

Conscientes de la complejidad de los equipos dentales, compuestos por todo tipo de piezas de distinta naturaleza y con necesidades particulares de higiene, desde DVD Dental queremos ponértelo muy fácil. Por ello, hemos preparado para ti una completa guía de consejos con la que sabrás cómo mantener en perfecto estado toda la aparatología de la clínica dental y qué cuidados de desinfección e higiene requiere cada elemento.

Aplicando las recomendaciones de nuestros especialistas en salud dental, ya nada interferirá en lo más importante: la alta calidad de los tratamientos que quieres ofrecer a tus pacientes. ¡Vamos allá!

Mantenimiento de los sillones en la clínica dental

Empezamos por uno de los elementos más icónicos de toda clínica dental: el sillón. Paciente tras paciente, esta pieza es una de las que protagonizan el ajetreo diario de la consulta, por lo que es de suma importancia que sepamos cómo y con qué frecuencia desinfectar su superficie para velar por la seguridad del paciente en cada tratamiento. Aquí toma especial relevancia el mantenimiento de los aparatos de la clínica dental.

Lo primero que debemos tener claro es que la limpieza del sillón dental se establece, necesariamente, en tres fases: al inicio de la jornada de trabajo, inmediatamente después de atender a un paciente y al finalizar la jornada.

Para comenzar el día, es importante que elijamos un desinfectante de alto nivel (te recomendamos que elijas un producto poco abrasivo y de acción prolongada) con el enjuagar los conductos de aspiración y todo el instrumental disponible durante un par de minutos. Esto hará que ya estemos en condiciones de poder comenzar la jornada laboral con todas las garantías de higiene.

Al finalizar la atención de cada paciente y antes de recibir al siguiente, es capital que nos encarguemos de desinfectar adecuadamente el sillón dental. Para ello, no solo se vuelve necesaria la esterilización de las superficies sino también la de todo el instrumental empleado y los conductos de aspiración. En este caso, emplearemos para cada uno, una desinfección rápida de entre 20 y 30 segundos.

Una vez que ha concluido la jornada, con la misma solución desinfectante con la que hemos iniciado el día de trabajo, llevaremos a cabo la misma secuencia: enjuague de los conductos de aspiración y del instrumental, limpieza del filtro de desagüe de la escupidera y descarga y limpieza del filtro del sistema de aspiración.

Mantenimiento del autoclave en la clínica dental

Cuando hablamos del mantenimiento de los aparatos de la clínica dental, no podemos olvidarnos de otra pieza angular en el trabajo del odontólogo: el autoclave. Para conseguir que funcione con la máxima eficiencia y prolongar su vida útil, debemos establecer un programa de mantenimiento técnico periódico con el que cuidarlo y prevenir roturas y desgastes.

En lo que respecta al cuidado diario, podemos emprender una rutina de conservación en varios pasos. Comenzaremos por la limpieza de la cámara y de la puerta en la que se coloca el instrumental. Es importante que seamos escrupulosos con la desinfección de esta parte, ya que la mayor parte de residuos van a parar al fondo de la cámara. La limpieza es sencilla: con la máquina apagada emplearemos un paño humedecido con agua desmineralizada y sin detergente para eliminar posibles agentes patógenos en todas las estructuras.

El segundo paso se dirige a la limpieza de los depósitos de agua. Debemos vaciarlos con el tubo homologado, protegidos con guantes, y con un paño o papel secante proceder a la limpieza del depósito. Con un chorro de agua podremos lavar los filtros antes de colocarlos y llenar nuevamente el depósito.

Mantenimiento del material rotatorio en la clínica dental

Por último, no debemos descuidar la limpieza del material rotatorio, que no solo necesita una desinfección regular sino también un correcto engrasado para su buen funcionamiento.

El mejor momento para hacerlo es después de cada esterilización o siempre que vayamos a poner en funcionamiento el material después de un largo período de inactividad.

La limpieza y la lubricación son los dos pilares a tener en cuenta en el mantenimiento de los aparatos de la clínica dental. La limpieza del instrumental rotatorio se vuelve pilar para evitar la contaminación cruzada. Por su parte, la lubricación es imprescindible para eludir la abrasión del material sobre el que se hayan aplicado pastas de limpieza. Con ello, prevendremos un desgaste mecánico precoz en el material rotatorio. Estas operaciones de limpieza y lubricación debemos repetirlas dos veces diarias, durante la jornada de trabajo, para garantizar un óptimo cuidado.

Te ayudamos a realizar el mantenimiento de los aparatos de la clínica dental

Desde DVD Dental estamos convencidos que programar y mantener una buena rutina de cuidados para todo el instrumental alargará la vida del equipo dental de tu clínica y te permitirá ofrecer a tus pacientes un servicio de alta calidad asistencial, con todas las garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.