Especial Gel hidroalcohólico: Lavarse las manos salva vidas

Durante la pandemia de COVID-19, la mayoría de nosotros practicamos una buena higiene de manos: nos lavamos regularmente las manos con agua y jabón y lo complementamos con el uso de desinfectantes o geles hidroalcohólicos de manos.

Lavarse las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos es fundamental; especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de toser, estornudar o sonarse la nariz.

El alcohol en gel o gel hidroalcohólico es un producto que se emplea como complemento del agua y el jabón para lavarse las manos o cuando no hay agua y jabón disponibles.

Te damos algunos consejos y pautas para que conozcas este tipo de productos en profundidad y te ayudamos a escoger el gel hidroalcohólico más adecuado.

¿Cuándo hay que desinfectarse las manos?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las manos deberían estar desinfectadas en todas estas situaciones:

¿El uso de guantes puede sustituir a la higiene de manos? No, nunca. Los guantes en ningún caso sustituyen a la higiene de las manos. Si los utilizas, cámbialos siempre de un paciente a otro y, cada vez que te los quites, desinféctate correctamente las manos.

¿Qué es el gel hidroalcohólico?

El gel hidroalcohólico es un producto elaborado a partir de alcoholes y emolientes. Debido a la pandemia, hemos introducido completamente este gel en nuestra rutina de higiene y desinfección de manos.

La cantidad de alcohol en su composición varía entre el 60% y el 85%, siendo la cantidad más común alrededor del 70%. Recordemos que la OMS recomienda un mínimo de 60% de alcohol en la formulación de este tipo de productos para que sean eficaces.

Los desinfectantes de manos a base de alcohol se caracterizan por la rapidez del comienzo de su acción.  Su principal ventaja es que reducen rápidamente la cantidad de microbios que se encuentran en las manos. El alcohol, por ejemplo, mata el 99,99% de las bacterias en un minuto.

Queda claro que los geles hidroalcohólicos son muy eficaces, pero tenemos que asegurarnos que éstos se utilizan correctamente. Hay que asegurarse que se usa la cantidad suficiente y que el gel esté en contacto con la piel hasta que se haya terminado de secar completamente.

Además, es posible que los geles hidroalcohólicos no tengan la misma eficacia si las manos están visiblemente sucias o grasosas. Hay muchos estudios publicados que muestran que los desinfectantes de manos funcionan bien en entornos clínicos como hospitales, donde las manos entran en contacto con microbios, pero en general no están muy sucias ni grasosas.

No todos los geles hidroalcohólicos son iguales

Como hemos visto, lo habitual es que, en la formulación de los geles hidroalcohólicos, haya un porcentaje de alcohol etílico o isopropílico de entre un 60% y un 80%.

Por debajo de una concentración del 60%, el gel no será eficaz y, por encima del 80%, perderá su poder bactericida al fijar la proteína de los microorganismos.

Por otro lado, alcohol etílico (etanol) y el alcohol isopropílico (propanol) difieren en la ubicación de sus estructuras químicas. No obstante, realizan la misma función secando las capas externas de lípidos de las bacterias y de algunos virus. Ambos son desinfectantes muy eficaces.

Lo ideal para un buen gel hidroalcohólico es que contenga ambos alcoholes, ya que se juntarán las ventajas de los 2 en un solo producto: olor menos agresivo y menos resecación.

Además, debemos fijarnos si la fórmula incluye algún agente protector de la piel como el pantenol, ya que acondicionan la piel y previenen la sequedad.  Sabemos por experiencia que, al usar muy a menudo geles hidroalcohólicos, la piel se reseca. Lo ideal es que contengan agentes emolientes, como la provitamina B5 y pantenol (que específicamente protegen e hidratan la piel).

Por último, las características organolépticas también son importantes: que las manos no queden pegajosas, que no se formen “pelotitas” y que tenga un olor fresco y suave.

¿Cómo puedo saber si el gel que uso es suficientemente virucida para la COVID-19?

Hemos de aprender a mirar las etiquetas de los productos que utilizamos en la clínica, ya que allí consta toda la información necesaria para saber la eficacia de estos.

Así pues, nos hemos de fijar si el gel que utilizamos cumple la norma europea EN14476, que es la que demuestra la eficacia virucida de un gel a base de alcohol. En el caso de no figurar dicha norma, nos hemos de asegurar que la solución contenga más de un 60% de alcoholes.

¿Cómo debo utilizar un gel hidroalcohólico?

Como hemos comentado, es importante que, al utilizar un gel hidroalcohólico, fricciones las manos hasta que el preparado se haya secado completamente.

Cuando uses un desinfectante de manos, aplica el producto en una de las palmas (mira la etiqueta para saber cuál es la cantidad correcta) y frótalo en todas las superficies de ambas manos hasta que estén secas.

Los pasos para el uso de desinfectante de manos se basan en el procedimiento simplificado de 6 pasos recomendado por los CDC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.