6 claves para elegir el mejor autoclave dental para tu clínica

El autoclave dental de esterilización es una herramienta fundamental para garantizar la seguridad de pacientes y profesionales en las clínicas dentales a través de la esterilización del instrumental odontológico. Dada su importancia en el trabajo diario de los profesionales de la Odontología, es trascendental conocer qué tipo de autoclave de esterilización es el mejor y qué aspectos se deben tener en cuenta en su elección.

Funcionamiento del autoclave dental

 

La misión principal del autoclave es la de eliminar los microorganismos y esporas asentadas en el instrumental odontológico, coagulando sus proteínas y evitando así el contagio de cualquier tipo de infección. Los autoclaves se utilizan para la limpieza diaria de utensilios utilizados por los dentistas, como pinzas o exploradores.

Este dispositivo está formado por un recipiente metálico de paredes gruesas y cierre hermético, que permite esterilizar a alta presión, asegurando la máxima desinfección de todos los materiales clínicos.

Los autoclaves deben cumplir las normas de bioseguridad que establece la norma UNE- EN 285, en la que se exponen los sistemas de control y requisitos de funcionamiento para garantizar sus prestaciones.

Tipos de autoclave

Existen distintos modelos y tipos de autoclave dental, clasificados por el tipo de instrumental que se quiere esterilizar. Los autoclaves de vapor se utilizan tanto por odontólogos como por otros profesionales y personal sanitario, y son parte esencial de cualquier clínica.

Los tipos de autoclave que podemos encontrar son:

  • Autoclaves clase N
  • Autoclaves clase S
  • Autoclaves clase B

A continuación te explicaremos como trabajar con cada uno de los autoclaves dentales y en que se diferencian, para que puedas elegir el mejor para tu clínica dental.

Autoclaves clase N

Estos tipos de autoclaves de dimensión reducida se utilizan para la limpieza de instrumental simple y plano, como los bisturís.

No son los más recomendados para la actividad odontológica, puesto que su acción resulta insuficiente en aquellos utensilios que poseen huecos o cánulas, en materiales textiles, cargas porosas o instrumental empaquetado.

Autoclaves clase S

Este tipo de aparatos realizan una labor de esterilización más completa que los autoclave clase N, pero no son tan efectivos en el saneamiento de materiales textiles. Por este motivo, no están indicados en la higiene de todos los utensilios utilizados en Odontología.

Autoclaves clase B

Estos tipos de autoclaves de altas prestaciones son aptos para esterilizar cualquier tipo de instrumental dental: materiales empaquetados, textiles, utensilios con cánulas y huecos o cargas porosas. De hecho, la Norma Europea 13060 indica que los autoclaves clase B son los más recomendados para clínicas dentales.

Ahora que ya conocemos qué tipo de autoclave es el mejor para los profesionales de la Odontología, explicaremos qué aspectos se deben tener en cuenta al elegir entre los distintos modelos de autoclave clase B que se comercializan en el mercado.

 6 Claves para elegir el mejor autoclave de clase B

Para elegir el mejor autoclave, debemos tener en cuenta algunos aspectos relevantes:

1. Garantía

Es importante que el autoclave dental cuente con garantía y servicio técnico en España, para poder solventar rápidamente cualquier fallo en su funcionamiento. Este dispositivo se utiliza diariamente en las consultas dentales, por lo que una avería podría suponer un importante inconveniente para desarrollar la actividad cotidiana de la clínica. Por este motivo, es aconsejable disponer siempre de un modelo de repuesto. Para los modelos de repuesto o complementarios siempre podemos contar con un autoclave más pequeño.

2. Capacidad

Los autoclaves se fabrican en distintas capacidades, que varían entre los 8 y los 28 litros. La elección dependerá del número de instrumentos que se vayan a esterilizar. Una alternativa a un autoclave dental grande puede ser elegir dos autoclaves pequeños, para realizar ciclos simultáneos de esterilización. Uno de los autoclaves con mayor capacidad del mercado es el Autoclave B Classic de Mocom, con 28 litros de capacidad.

3. Tiempo de secado

Elegir un autoclave dental que permita realizar ciclos rápidos de limpieza y secado es lo más aconsejable. Además, los modelos de autoclaves de esterilización de última generación adaptan sus tiempos de actividad a la capacidad de la carga, lo que reduce la duración del ciclo, aumenta la vida útil de los instrumentos y optimiza el consumo de energía. El autoclave dental Onyx B 5.0 de Tecno-Gaz permite ciclos de esterilización más cortos con poca carga, reduciendo el tiempo necesario a la mitad.

4. Accesorios

Los mejores autoclaves dentales suelen portar accesorios integrados, como funciones de trazabilidad e, incluso, conexión inalámbrica para la supervisión remota del aparato. También se comercializan con accesorios independientes que pueden adaptarse al autoclave dental y que son de gran utilidad, como los desmineralizadores.

5. Limpieza

Los modelos de autoclaves más avanzados cuentan con un sistema automático de limpieza que facilita el mantenimiento diario de la máquina.

6. Marca

Los fabricantes de Europa y América ofrecen la máxima calidad y fiabilidad en sus productos esterilizantes, por lo que son los más recomendados. A la hora de elegir una pieza tan importante en tu clínica como el autoclave dental, es importante tener en cuenta las garantías y fiabilidad que dan las mejores marcas del sector.

3 Autoclaves a examen

 

Consulta nuestra selección de los mejores autoclaves para tu clínica dental. Ofrecemos entregas en 24 horas, servicio personalizado, devoluciones gratuitas y precios competitivos.

¡Si tienes cualquier duda, no olvides contactar con nosotros y te atenderemos encantados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.