Mascarillas FFP2: uso, diferencias y normativa

395259775559815b6ce622cb102f695d440a31403a71d08d6e5082a41da4c2dc9a91ad5ab0eb9393882e67f0d148cb2d0143f8bba170509df78ad42f4b1f4705-1-300x300

En el marco de la actual pandemia por COVID-19 y con la tercera ola en ascenso, circula una gran cantidad de información, muchas veces contradictoria, sobre las mascarillas filtrantes y los mejores métodos para protegernos y proteger a los que nos rodean de una posible infección. Uno de los temas en boca de todos es el de las mascarillas FFP2 y su eficacia.

Por ello, en DVD Dental nos proponemos aportar con rigor los datos más relevantes sobre el empleo de las mascarillas FFP2, sus principales diferencias con otras mascarillas filtrantes similares y la normativa a la que se acogen.

¿Cómo se usan y quién debe usarlas?

Las mascarillas filtrantes FFP2 están diseñadas para proteger frente a la infección COVID-19 tanto al usuario como a los que estén a su alrededor. Su eficacia de filtración mínima es del 92% y cuentan con un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%. De este modo, se utilizan frente a aerosoles de baja o moderada toxicidad.

Si bien pueden ser empleadas -y de hecho su uso se ha extendido- por la población general, este tipo de mascarillas filtrantes suelen ser empleadas en entornos sanitarios por la gran seguridad que proporcionan.

Los usuarios deben de tener en cuenta una serie de pautas con el fin de garantizar que su uso es el correcto: lavarse las manos antes de utilizarlas, cubrir totalmente la boca, la nariz y la barbilla con la mascarilla, evitar tocar su cara exterior mientras se esté empleando, desecharla agarrándola por la parte de las gomas cuando esté húmeda y emplear para ello un cubo cerrado y, por último, lavarse las manos inmediatamente después de retirarla.

Con el fin de proteger el medioambiente es recomendable cortar las gomas elásticas de las mascarillas que sirven para la sujeción a las orejas o cabeza, ya que pueden ser perjudiciales para muchos animales que pueden quedarse atrapados en ellas.

man throws used mask to the trash can on the beach

Tipos de mascarillas FFP2

Existen dos tipos fundamentales de mascarillas FFP2: con válvula y sin válvula. Ambas tienen un índice de filtración bacteriana igualmente eficaz, del 92%, una eficacia similar, en este sentido, a la de las mascarillas higiénicas.

No obstante, la gran diferencia entre las mascarillas FFP2 con y sin válvula radica en la filtración del aire exhalado al exterior. Las mascarillas FFP2 con válvula aportan una comodidad mucho mayor al usuario ya que facilitan la respiración gracias a la acción de la válvula, que evita la condensación.

f2cd675a9e600847309c30f4356c4bc90524e9c058b81608885f872bd86e7cdbbcc0ca6721c7715a4e3c5e7d41f0dea8c5a1fc982670c24e904abb419a374d6c

La contrapartida de esta propiedad tiene que ver con el riesgo de la salud comunitaria. Y es que el portador de mascarilla FFP2 con válvula no estaría protegiendo a las personas que están a su alrededor: si una persona infectada con COVID-19 lleva esta mascarilla, los aerosoles y gotículas contaminadas pasarían al exterior a través de la válvula, pudiendo infectar a los allegados. Y, de todos es sabido que en el contexto de una pandemia, es tan importante protegerse como ofrecer seguridad a los que nos rodean. Por eso, desde DVD Dental recomendamos el uso de mascarillas FFP2 sin válvula.

Otra propiedad que diferencia este tipo de mascarillas es la posibilidad o no de reutilizarlas. Reconocerás las reutilizables por la R y las no reutilizables por la inscripción NR. Si te decantas por una mascarilla reutilizable, recuerda conservarla en óptimas condiciones de almacenamiento, limpieza y desinfección para que su seguridad no se vea comprometida.

¿Qué diferencia existe entre las mascarillas FFP2 y las quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas, consideradas Producto Sanitario (PS) de clase I, tienen un alto grado de filtración, están confeccionadas para filtrar el aire exhalado y, por tanto, se recomienda su uso para personas infectadas.

Close-up of disposable medical protective masks on gray dark stone surface

No pueden ser comercializadas en farmacias, como sí sucede con las mascarillas FFP2 cuyo uso está extendido entre la población general y habitualmente recomendado. Por el contrario, las mascarillas quirúrgicas necesitan la supervisión de la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y el Producto Sanitario) para su distribución, ya que su uso se restringe al entorno sanitario.

¿Mascarillas KN95, N95 o FFP2? Aprende a diferenciarlas

A la hora de comprar una mascarilla filtrante, a menudo nos topamos con tres tipos sin saber, realmente, las propiedades de cada uno y sus usos óptimos: las mascarillas FFP2, con certificado europeo, las mascarillas N95, con certificado estadounidense y las mascarillas KN95, con certificado chino. Para que puedas realizar una elección fundamentada, en DVD Dental te explicamos cómo es el mecanismo de acción de cada una y en qué se diferencian.

Las mascarillas FFP2 con certificado europeo tienen entre un 92-94% de capacidad filtrante. Por su parte, las mascarillas N95, con certificado estadounidense y las mascarillas KN95, con certificado chino, tienen un 95% de capacidad filtrante. ¿Dónde radica entonces la diferencia entre estos tres modelos si tienen valores de protección similares?

Lo que diverge es el método empleado para certificar su seguridad: mientras que la mascarilla FFP2 se rige por la normativa europea, la ley EN 149 de 2001, actualizada en 2009, la mascarilla N95 sigue la normativa estadounidense la NIOSH 42 CFR 84 y, finalmente, la mascarilla KN95 obedece a los protocolos fijados por la República Popular China, de acuerdo con los estándares impuestos por el reglamento GB2626-2006.

Cómo es la normativa europea para las mascarillas FFP2

A este respecto y en comparación con las anteriores leyes mencionadas, la normativa europea se diferencia por emplear sustancias líquidas y sólidas en su metodología de prueba y por prestar una mayor atención a la capacidad de resistencia a la inhalación por parte del usuario.

3140507_1-768x768

Esto hace que en lo que atañe a las sustancias contaminantes medidas en las fases de prueba de mascarillas filtrantes como FFP1, FFP2 y FFP3 la normativa europea sea la más completa, empleando contaminantes líquidos como el aceite de parafina y partículas contaminantes de cloruro de sodio en estado sólido, junto con el empleo de un líquido para extraer la eficacia filtrante real.

La resistencia a la inhalación es otro parámetro que mide de manera más atenta la normativa europea, teniendo un umbral de resistencia media definida mucho más bajo que los establecidos por las certificaciones china y estadounidense. Todo ello garantiza que las mascarillas FFP2 aporten mayor comodidad al usuario y tengan una vida media mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.