Mejora la motivación del equipo en tu clínica dental

motivacion-del-equipo-clinica-dental

El capital humano es uno de los pilares básicos de cualquier organización y especialmente importante en el sector odontológico. En este sentido, la motivación del equipo y profesionales que trabajan en la clínica dental es un factor de gran relevancia para garantizar una buena atención a los pacientes, un funcionamiento adecuado del centro y un óptimo ambiente laboral.

 

Conocer a los miembros del equipo de tu clínica dental y hacer que se sientan realizados y repercutirá positivamente en todos los niveles del centro odontológico. Un claro ejemplo de ello es la atención a los pacientes. Un empleado motivado desprenderá una actitud más positiva y asertiva con las personas que acuden al centro que un trabajador desmotivado. Del mismo modo, un empleado que trabaja con ilusión será más productivo, por eso hay que conseguir aumentar el nivel de motivación del equipo

Conseguir crear armonía y motivación del equipo  en el trabajo requiere de un esfuerzo diario. El cuidado de cada uno de los aspectos más significativos para el trabajador es fundamental, puesto que incrementará su autoestima, motivación y productividad. Estos aspectos podemos dividirlos en dos grandes grupos:

  • Aspectos tangibles: son los relacionados con una justa remuneración e incentivos.
  • Aspectos intangibles: son aquellos que van más allá de los bienes materiales, como compartir objetivos, generar implicación por las labores de la empresa, ofrecer formación y favorecer el espíritu de equipo.

En este artículo vamos a centrarnos en los aspectos intangibles que consiguen motivar al equipo de tu clínica dental y como potenciarlos para conseguir una motivación en el trabajo mucho más positiva.

Recomendaciones para motivar al trabajador

motivacion-del-equipo-clinica-dental-favorecer-espiritu-de-equipo-768x512

  • Compartir objetivos: marcar unos objetivos claros y realistas para todo el equipo es una de las tareas imprescindibles. La clave es que todos los trabajadores se esfuercen por conseguir las metas comunes. Compartir una finalidad entre todos los empleados favorece su consecución y crea cohesión en el equipo.
  • Generar implicación: un sistema de motivación del equipo e incentivos es esencial para que los trabajadores de tu clínica dental se comprometa con ella y generen valor añadido. Más allá de las compensaciones económicas, los sistemas de conciliación laboral y el reconocimiento de logro de objetivos tienen multitud de efectos positivos en los empleados del centro, que se sentirán más valorados en su trabajo.
  • Favorecer el espíritu de equipo: debemos inculcar un sentido de propiedad o pertenencia en el equipo haciendo que compartan la misma misión, visión y valores de la clínica dental. Si se consigue, no tendremos que preocuparnos por el resultado, pues el equipo siempre hará el máximo esfuerzo para que sea favorable.
  • Reconocimiento del trabajo: para promover un buen desempeño laboral, el reconocimiento del trabajo de los empleados es un valor básico para su motivación. Al darle a conocer que está haciendo un buen trabajo, el trabajador se siente valorado, útil y ve su autoestima reforzada. La igualdad de trato entre las personas empleadas evita consecuencias negativas que pueden influir en su productividad y en sus estados de ánimo.

La formación, pieza clave para la satisfacción laboral en la clínica dental

motivacion-del-equipo-clinica-dental-trabajo-en-equipo-768x511

En el sector de la salud, estar en continua formación es primordial para ofrecer un mejor servicio a los pacientes. Formar a los empleados provoca una mayor cualificación de la plantilla, aumentando así la competitividad y rentabilidad de la clínica.

A nivel personal, avanzar en su carrera profesional es también una de las metas más relevantes para los trabajadores y punto importante para la motivación del equipo. Desde el comienzo de su relación laboral con la clínica, se debe conocer cuáles son sus objetivos profesionales en el corto y largo plazo y ofrecerles la formación y labores necesarias para su consecución.

Mejorar sus competencias profesionales a través de cursos, mentoring u otras estrategias ayudará a llevar a cabo planes de carrera realistas para los trabajadores. A través de la formación, se consigue una mayor motivación del equipo y una mejora en el rendimiento. Se sentirán orgullosos de los logros conseguidos, y esto se verá reflejado en la realización de las labores diarias en la clínica y en el trato con los pacientes.

¿Eres un buen líder para el equipo de tu clínica dental?

Son muchos los que piensan que un buen líder es sinónimo de ser buen jefe, sin embargo, no son conceptos que siempre se den en la misma persona. El buen liderazgo implica ser un guía adecuado para los trabajadores, saber motivarles, escucharlos y hacer que consigan los objetivos de la empresa sintiéndose realizados y parte de ella.

Un buen líder cuenta con las siguientes cualidades y habilidades:

motivacion-del-equipo-clinica-dental-cualidades-buen-lider-768x512

  • Humildad: se siente cómodo dándole la razón a sus empleados cuando la tienen y reconociendo sus propios errores. Aunque parezca contraproducente, ser humilde hace que se tenga más confianza.
  • Habilidades comunicativas: la comunicación es una de las herramientas clave para el liderazgo. Los grandes líderes se aseguran de ser escuchados, pero también saben que escuchar es importante.
  • Saber motivar: no solo es necesario entender del sector, también se debe conocer quiénes son realmente cada uno de los trabajadores, cuáles son sus puntos fuertes y débiles y organizar la clínica en base a ello haciendo que se sientan realizados.
  • Empatía: es uno de los puntos más importantes para la correcta motivación del equipo en una clínica dental. Un buen líder sabe ponerse en la piel de sus empleados y conocer cómo motivarles para conseguir que cumplan con los objetivos.
  • Planificación: esta figura debe organizar el trabajo diario en la clínica dental. Para gestionar a un equipo se deben tener dotes para coordinar a las personas.
  • Saber dar ejemplo: un buen líder se gana el respeto con acciones y no con palabras. Por ello, es importante dar ejemplo al resto del equipo. El líder debe ser siempre el empleado que más trabaja y el que más ayuda a los demás.

Recuerda esta mítica frase de Steve Jobs: “Mi trabajo es hacer que todo el equipo sea tan bueno que valgan como sucesores”.

¿Dispuesto a ascender hasta la cima con tu equipo? ¡Pon en práctica los consejos que te hemos dado y consigue tus objetivos haciendo felices a tus empleados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.